¿Cuáles son los signos y síntomas del ataque cardíaco?

01infarto_miocardio476_2.jpg

Si piensas que estás sufriendo un ataque cardíaco, llama para pedir ayuda de urgencia de inmediato. Mucha gente que sufre un ataque cardíaco espera dos horas o más después del inicio de los síntomas para buscar tratamiento.

¿Por qué es crítica la primera hora?

Un ataque cardíaco es daño al musculo cardíaco por pérdida del aporte de sangre. Ocurre un ataque cuando las arterias que suministran sangre y oxígeno al corazón se bloquean.

Generalmente, un coágulo de sangre que se forma en una arteria estrechada por la acumulación del colesterol y otros depósitos de grasa es causa del bloqueo. Sin oxigeno, las células se destruyen, produciendo dolor o presión, y el corazón no puede funcionar bien.

Un ataque cardíaco no es un evento estático. Es un proceso dinámico que evoluciona típicamente de 4 a 6 horas; con cada minuto que pasa, más tejido es privado de oxígeno y se deteriora o muere.

Los minutos importan

Es fundamental prevenir el daño progresivo tratando el trastorno con medicamentos que disuelven el coágulo, los trombolíticos, o con angioplastía, lo antes posible. Los que “deshacen coágulos” como el activador tisular del plasminógeno, disuelven el coágulo y restablecen el flujo de sangre, previniendo o limitando el daño al músculo cardíaco. Mientras antes se tomen estos medicamentos, mayor beneficio tendrán. Para ser más eficaces, los medicamentos necesitan administrarse en la primera hora u hora y media del inicio de los síntomas del ataque cardíaco.

 

La angioplastía, conocida también como cateterizacion, usa balones o dispositivos llamados stents para desbloquear la arteria bloqueada, permitiendo que fluya la sangre al corazón igual que los medicamentos que disuelven los coágulos; si la angioplastía se retrasa más de hora y media, se coartan los beneficios.

Un ataque cardíaco puede precipitar también fibrilación ventricular. Este ritmo inestable del corazón produce latidos cardíacos ineficaces, por lo que una cantidad insuficiente de sangre llega a los órganos vitales. Si no se trata inmediatamente, la fibrilación ventricular puede causar la muerte súbita.

Mantente alerta a los síntomas

Durante un ataque cardíaco muchas personas pierden minutos preciosos porque no reconocen los síntomas o porque no quieren aceptarlos. Mucha gente evita pedir ayuda por el temor de la vergüenza de una falsa alarma, o porque no entienden la importancia de ir a un hospital enseguida.

Un ataque cardíaco produce generalmente dolor en el pecho por más de quince minutos. Sin embargo, un ataque cardíaco puede ser también “silencioso” y no presentar síntomas.

Aproximadamente, un 50% de las víctimas de ataques cardíacos tiene síntomas de advertencia con algunas horas, días o hasta semanas de anticipación. El factor pronóstico más temprano de un ataque cardíaco puede ser dolor recurrente en el pecho, aumentando con el ejercicio y aliviado por el reposo.

La Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association) presenta los siguientes síntomas de un ataque cardíaco. Hay que estar consciente de que pueden presentarse aisladamente y que pueden aparecer y desaparecer. Si tienes diabetes, puedes tener menos síntomas, o pueden ser más atípicos.

  • Presión molesta, plenitud o dolor opresivo en el centro del pecho o en la parte inferior del abdomen. El dolor puede durar varios minutos o puede ir y venir.
  • Molestia o dolor que se extiende más allá del pecho hacia los hombros, cuello, quijada, dientes, y a uno o ambos brazos.
  • Acortamiento de la respiración.
  • Obnubilación, mareo, desmayo, sudoración o nauseas.
     

Tratamiento de urgencia

Ante la urgencia de un ataque cardíaco es necesario tomar decisiones cruciales bajo estrés. Revisa los pasos que se mencionan a continuación para que puedas actuar a la brevedad. Si sientes que estás sufriendo un ataque cardíaco, o alguna persona que está contigo lo está presentando, sigue estos pasos:

  • En primer lugar, pide ayuda médica de urgencia. Llama al sistema médico de urgencia. Generalmente es mejor llamar a estos números de urgencia antes que a un médico, ya que podrías gastar tiempo innecesario.
  • Cuando llames, describe los síntomas, como falta de aire o dolor en el pecho. De esta manera, asegurarás un envío prioritario de los médicos de urgencia entrenados en apoyo vital cardíaco básico y avanzado. Muchas unidades de policía y bomberos tienen también desfibriladores, dispositivos de urgencia utilizados para restablecer el ritmo cardíaco normal liberando choques eléctricos hacia el corazón. Estas unidades pueden responder más rápido que la ambulancia.
  • Mastica aspirina. Si no tienes contraindicaciones para el uso de la aspirina, mastica una, ya que la aspirina inhibe la coagulación de la sangre y ayuda a mantener el flujo de sangre a través de una arteria estrecha. Cuando se toma durante un ataque cardiaco, la aspirina puede disminuir la tasa de muerte en aproximadamente un 25%. Toma una aspirina de dosis regular y mastícala para acelerar su absorción. Nota: aunque la aspirina puede ayudar a reducir la coagulación sanguínea, pide ayuda primero antes de buscar una aspirina.
  • Empieza RCP. Si la persona junto a ti está inconsciente, un operador puede aconsejarle empezar RCP (respiración boca a boca y compresión del pecho). Incluso si no estás entrenado, la mayoría de operadores puede instruirte en la RCP hasta que llegue la ayuda.
  • Ve al servicio de urgencia más cercano. Identifica con anticipación el sitio más cercano que cuente con personal médico todo el día y doctores entrenados para proporcionar cuidados de urgencia.

Los fármacos que disuelven los coágulos y la angioplastía mejoran las probabilidades de sobrevivir a un ataque cardíaco una vez que empieza el tratamiento. No obstante, un tratamiento exitoso empieza con anterioridad. Reconoce los síntomas y actúa rápidamente.

Dolor o molestias en el pecho

El síntoma más frecuente del ataque cardíaco consiste en dolor o molestias en el pecho. La mayoría de los ataques cardíacos se presentan con molestias en el centro del pecho, que duran más de unos pocos minutos o desaparecen y vuelven a aparecer. Las molestias pueden sentirse como presión incómoda, opresión, sensación de llenura o dolor. Pueden ser leves o intensas. A veces el dolor de un ataque cardíaco puede parecerse a la indigestión o a la acidez estomacal.

Los síntomas de angina pueden parecerse a los de un ataque cardíaco. La angina es un dolor en el pecho que se presenta en personas con enfermedad coronaria, especialmente cuando realizan una actividad física. El dolor de la angina casi siempre dura sólo unos minutos y desaparece al descansar. La angina que no desaparece o cuyo patrón cambia (ocurre con más frecuencia o se presenta durante el reposo) puede ser un signo del comienzo de un ataque cardíaco y el médico debe valorarla de inmediato.

Otros signos y síntomas frecuentes

Otros signos y síntomas que una persona puede tener durante un ataque cardíaco son:

  • Molestias en la parte superior del cuerpo (en un brazo o en ambos, en la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago)
  • Dificultad para respirar, que puede presentarse al tiempo con las molestias del pecho o antes de éstas
  • Náuseas (ganas de vomitar), vómito, mareo, desmayo y sudor frío

No todas las personas que tienen un ataque cardíaco presentan los síntomas típicos. Si usted ya ha tenido un ataque cardíaco, es posible que no tenga los mismos síntomas la segunda vez. Cuantos más signos y síntomas tenga, más probable será que le esté dando un ataque cardíaco.

Hay que actuar cuanto antes

A veces los signos y síntomas de un ataque cardíaco se presentan de repente, pero también pueden aparecer lentamente, desde horas, días e incluso semanas antes.

Conozca los signos de alerta del ataque cardíaco para que pueda buscar cuanto antes tratamiento para usted o para la persona que tenga el ataque. Cuanto más pronto obtenga ayuda de urgencias, menos daño sufrirá el corazón.

Llame al 9-1-1 para solicitar ayuda en los 5 minutos siguientes a cuando crea que está teniendo un ataque cardíaco o si el dolor en el pecho no desaparece como sucede por lo general cuando toma la medicina que le recetaron.

No conduzca al hospital ni lleve en auto a la persona que tenga el ataque. Llame a una ambulancia para que, en camino hacia el servicio de urgencias, el personal médico pueda iniciar el procedimiento para salvar la vida del paciente.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar